CÓMO NOS PREPARAN LOS MAESTROS

Publicado 3 abril, 2011 por SAINTGERMAIN2010

Benditos, en el desarrollo de una radiación positiva, ustedes deben trabajar para ésta. Todos quieren una confortable religión-ciertamente ése es el porqué la Tierra está en la condición en que está-. A todo el mundo le gusta la paz, todos desean que algún otro ser los saque fuera del sufrimiento. ¡Ahora aquí tienen el filo de la navaja!. ¿Piensan que al Señor Buddha le fue agradable cuando se levantó de su lecho dejando a su esposa, y salió del palacio de su padre dejando a Su hijo?. ¿Piensan que le fue confortable cuando caminó por las polvorientas calles de la India mendigando con un cuenco de mendicante y tuvo que tocar de puerta en puerta por unos pocos trozos que le fueron arrojados?

RECUERDEN AL BUDDHA

¿Han probado alguna vez sentarse en la postura del Buddha con nada para sostener su espina dorsal sino su propia luz por siete años?

¿Han hecho esto por una hora?

¿Piensan que Él estuvo cómodo cuando no había alimento ni discípulos, cuando las fuerzas negativas del reino astral y psíquico se le presentaron, y cada prueba de maya golpeó sobre Su alma y preguntó en el nombre de Dios, “¿Porqué no me quedé en casa?” Y “¿Porqué no instruí a Mi gente desde al autoridad del lugar de gobernante?”

¿Piensan que le fue agradable cuando entró en esos diversos reinos de luz y vio la perfección que había allí y sin embargo rechazó quedarse, para empujar hacia adelante esa alma, hacia adelante y hacia arriba, arriba, arriba, hasta que estuvo en la Presencia de la Eternidad?.

¿Piensan que tuvo una sensación de confort cuando después de alcanzar a lo último el monte del logro, el pináculo del éxito y luego renunciar al Nirvana y regresar, volver dentro de un cuerpo que estaba muy enflaquecido debido a Su largo período en el Samadhi-un cuerpo al que tuvo que atraer de nuevo esas fuerzas vitales y luego caminar las sendas de los hombres-?

¿Qué hizo? ¡Se disciplinó a Sí mismo como todo Gran Ser que ama suficiente a la humanidad, se ha disciplinado a Sí mismo, pero no pide disciplina de otros!

¡Allí tienen la clave!

¡A esos que van a llevar esta luz a lo largo y a lo ancho de cada país, la disciplina del yo y a dar confort a otros! Cuando la Luz del Señor Buddha se mostró, cuando la gente tocó el borde de Su vestidura, cuando sintieron la dulce esencia de Su Presencia ( Y Yo sé , porqué estuve allí), el corazón se abalanzaba y decía, “¿Oh, Señor, qué podemos hacer para volvernos como Tú?” Entonces vinieron los ocho grandes pasos, luego vino la instrucción para esos que pidieron, y pidieron porque Él tenía la plenitud del éxtasis y la bienaventuranza pero la había ganado, a través de una disciplina que la humanidad no vió por mucho tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: