Metafísica para la Vida diaria

Publicado 16 mayo, 2011 por SAINTGERMAIN2010

DOMINIO Un filósofo dijo: “la vida es la adaptación a las circunstancias exteriores”, y explicó que toda cosa viviente muestra una tenacidad sorprendente en mantenerse viva, creciendo, y adaptándose a las condiciones en que tiene que vivir. Esto es verdad en cuanto al reino vegetal y al reino animal. Asombra ver como las mariposas, los insectos, los animales poseen coloridos que los confunden con la vegetación del paraje en donde viven. Suponemos que para defenderse del hombre; la vida inteligente por si misma, que emplea todos los medios para conservar a las diferentes crías hasta que puedan defenderse ellas mismas. Pero esto no es correcto con respecto al ser humano, puesto que el hombre ya ha trascendido todas las etapas inconscientes, y ha desarrollado sus poderes latentes. La Biblia enseña que el hombre no tiene ninguna necesidad de amoldarse a las condiciones en que nace, ni de resignarse a ninguna cosa. Todo lo contrario, la resignación, esa actitud que hasta ahora ha sido llamada una virtud, es en realidad una ofensa contra la inteligencia; es pereza mental y física; y va contra todos lo impulsos instintivos del individuo. Claro está que todo esto es debido a la ignorancia de la raza; y al enterarse el hombre que el impulso de su alma es la voz de Dios en él, ya deja de doblegarse y busca la manera de dominar. El doblegarse, o resignarse implica cobardía o por lo menos la aceptación de que lo exterior posee poderes superiores. Esto lo denomina el primer mandamiento “idolatría”. No tendrás falsos dioses ante mi. La Biblia dice que el hombre tiene dominio sobre todas las cosas, y esto hay que tomarlo en serio. No significa que nos debemos de poner en rebeldía abierta, o sea, físicamente; por ejemplo, contra una ordenanza oficial que no nos guste, o alguna costumbre social establecida, o contra algún deber moral o familiar porque sí, porque nos de la gana de no seguir cumpliendo. Significa que tenemos poderes mentales para transformar lo exterior, y desarrollando nuestra naturaleza espiritual, no podremos jamás actuar en forma arbitraria hacia los demás. Nuestras acciones serían, entonces, siempre en bien de todos, y de nosotros mismos por consiguiente. Por se humanos y ya no animales o vegetales, poseemos intuición, raciocinio y sentido común, o sea, la sabiduría divina; y usando estas facultades, sabremos que es lo que nos incomoda con respecto a la condición del momento. El segundo paso es “conocer la verdad”, o sea, meditar sobre la realidad espiritual que está oculta detrás de la apariencia material, y ya con eso basta para ver transformarse la apariencia, no importa cual sea, ya que si ésta no depende de nosotros, y parece justa y absurda, o inconveniente, la ley espiritual con sus canales infinitos nos sorprende con una solución que jamás se nos hubiera ocurrido. La forma de desarrollar la naturaleza espiritual es practicando la oración científica. Logrando, aunque no sea sino una demostración, primero para convencernos de esta verdad, luego para enseñarnos la técnica. Cada vez que obtengas una demostración, sea para ti mismo o para otro, ganas aumento de comprensión espiritual, y aprendes más metafísica que en muchas horas de lectura o de escuchar conferencias. No pierdas tiempo tratando de contestar preguntas teóricas o doctrinales. Cualquier conclusión sobre éstas no será sino otro concepto intelectual más, y ya sabes que el intelecto lo materializa todo. Cura a alguien, o arregla una situación; has un tratamiento afirmativo de comprensión divina y a los pocos días te encontrarás comprendiendo perfectamente el asunto teórico o doctrinal que te confundía, en lugar de haber sacado un formalismo intelectual más. No esperes comprender todo lo de Dios con sólo unas cuantas semanas de estudio. Es inútil que un estudiante de álgebra, por ejemplo, comprenda el teorema del binomio, si no puede comprender una simple ecuación. Aprende lo siguiente: SIEMPRE TENEMOS SUFICIENTE COMPRENSIÓN Y SUFICIENTE PODER PARA DOMINAR LO QUE SEA QUE ENTRE EN NUESTRAS VIDAS. La vida cuida a sus crías. Ella no manda nada que esté por encima de nuestras fuerzas, o más allá de nuestros poderes. Siempre, siempre hay que usar la verdad que conocemos. USA LO QUE TENGAS Muchos dicen: “deseo avanzar más rápidamente. Quiero adquirir mayor comprensión”, y por regla general piden una lista de libros que leer o “algún curso avanzado” que seguir. Esa actitud es errada, implica que el adelanto espiritual concierne a la actividad intelectual, o que es mera adquisición de conocimientos. Esto es verdad en cuanto a matemáticas se refiere, o física, o química por ejemplo, pero no es así en metafísica. El crecimiento espiritual viene por la práctica de lo que ya conocemos. En lugar de leer un libro más, relee tu libro favorito y aplica sus enseñanzas con mayor cuidado que antes. El hecho de sanarte una cortada en un dedo, o resolver un problema de negocios, basta para que aprendas infinitamente más de lo que te pueda enseñar el estudio intelectual de una biblioteca entera. Lo que debes comprender es que el mundo en que vivimos es un concepto mental y no una realidad objetiva. Cada demostración que efectúes te hace más fácil comprender esta verdad, mientras que el estudio intelectual no te brinda nada en ese respecto. La metafísica, como la música, es tanto una ciencia como un arte. En metafísica es absolutamente exacto que “se aprende actuando”. EXPLOTA TU TROPIEZO El éxito consiste en dominar las dificultades. Todos aquellos que han triunfado en cualquier forma, lo han logrado a fuerza de sobreponerse a los inconvenientes. Donde no hay tropiezos que eliminar, cualquiera llega a término y eso no se puede llamar un éxito. Hubo un tiempo en que establecer una línea de telégrafo desde Nueva York a Boston presentaba muchas dificultades. Después esto se lograba muy fácilmente; pero luego lograr colocar el cable transatlántico fue una gran proeza por las dificultades que se debían vencer. Más tarde la postura de cables submarinos se hizo una rutina, pero el radio a través del océano presentaba problemas que por algún tiempo eran insuperables. Luego esos mismos problemas fueron resueltos también. No hay problemas que no puedan ser vencidos por medio de tranquilo y persistente tratamiento espiritual, y una juiciosa y apropiada actividad. Si tu tienes una lesión o tropiezo que aparente oponerse al éxito, no la aceptes como tal; capitalízala o explótala, úsala como instrumento de tu éxito. El gran autor H. G. Wells tuvo que renunciar a una colocación mal pagada y poco atractiva por causa de mala salud, lo cual lo obligó a mantenerse en casa y emplear el tiempo en escribir libros que lo convirtieron en un autor de renombre mundial. Edison se volvió sordo como una tapia y decidió que esto lo haría concentrarse mejor en sus inventos. Teodoro Roosevelt fue un niño enfermizo a quien le fue dicho que tenía que vivir encerrado cuidándose. Era muy miope y nervioso. En lugar de aceptar estas recomendaciones sin embargo, se esforzó mucho por desarrollar su cuerpo, y como es sabido se convirtió en el gran cazador y hombre fuerte (Presidente de los Estados Unidos ). Gilbert escribió su famosa zarzuela “Pinafora”, en cama con dolores agónicos. La dueña de una famosa casa de modas de Londres era esposa de un pobre vendedor que fue atacada de tuberculosis. Ella jamás había entrado en negocios ni tenía preparación alguna cuando se enfrentó al problema de mantener a su esposo y dos hijos. No tenía capital alguno, sólo buen gusto para la ropa y fe en la oración. Hoy es una mujer rica y famosa que dice: “Yo pensé que me gustaría poder vender la clase de vestidos que jamás había podido comprarme”. Cualquiera que sea tu tropiezo, explótalo. Siempre parece que el propio problema es el más difícil de todos, pero el tratamiento espiritual y una valiente determinación pueden vencerlo todo. Los problemas son las señales que apuntan el camino hacia a Dios. CÓMO ES QUE SE REZA VERDADERAMENTE Piensa en Dios. Revisa mentalmente algunas de las verdades que conoces respecto a Él: su bondad perfecta. Su inteligencia infinita. Su presencia en todo. Su poder sin limites. Su amor sin barreras. Afirma, reclama que todo eso, que es Dios, está en ti, y créelo. O lee algunos versículos de las escrituras, salmos, evangelios (lo que esté a la altura de tu comprensión), o cualquier libro espiritual favorito tuyo y afirma creyéndolo que Dios mismo está haciendo esta oración a través de ti. De acuerdo con el Padre Nuestro, perdona a todo el que necesite tu perdón, sin excepciones y sin reserva mental, y hazlo con voluntad. Pide a Dios que te perdone todos los errores que has cometido hasta hoy, di que aceptas su perdón, hazlo con voluntad. Reclama que Dios te está inspirando ahora, enseñándote ahora, sanándote ahora. Reclama que te está dando el más grande de todos los dones. El mismo. Teniendo esto tendrás todo lo demás. Cualquier cosa, grande o pequeña que esté molestando en tu vida, reclama que Él está arreglándola y créelo. Da gracias por el privilegio de visitar con Dios. Da gracias por anticipado por la paz mental, la armonía y el adelanto espiritual que esta oración te estará proporcionando y créelo. ORACIONES COTIDIANAS VICTORIA SOBRE LA LIMITACIÓN Cristo, poderoso en medio de mi, me da la victoria sobre toda limitación. Como hijo de Dios soy saludable, feliz y próspero, sabio, amoroso y libre. (Silent Unity) BENDICIÓN PARA UN NIÑO DE ESCUELA Te entrego a la protección y cuidado de Dios, su Presencia te guarda y protege, su Sabiduría te guía y dirige, su Vida te sostiene y perfecciona, su Comprensión inspira a aquellos que te enseñan, su Amor está en los corazones de los que te rodean, vas al encuentro de tu bien. (Silent Unity) ORACIÓN DE PROTECCIÓN La luz de Dios me rodea; El Amor de Dios me envuelve, El poder de Dios me protege; La presencia de Dios vela por mi. ¡Dondequiera que yo estoy, Dios está conmigo! (Puede ser aplicada a otras personas) BENDICIÓN PARA EL DINERO Bendice todo el dinero que recibes o das, con estas palabras de aumento: “El Amor Divino a través de mi te bendice para que en mis manos te multipliques y en manos de quien me lo dio”. LIBERACIÓN DE ALEGRÍAS YO SOY fuerte y vital hijo de Dios. Solo tengo reacciones saludables, felices, normales para el aire que respiro, el alimento que como y las condiciones de mi vida. Doy gracias por todo este bien. PARA CORREGIR HÁBITOS INDESEABLES Arcángel Miguel, con tus Legiones de Luz, En el nombre de mi Amada Presencia “Yo SOY” y en el de toda la humanidad, te pedimos que cortes y separes de nosotros toda creación humana de tendencia y hábitos imperfectos que a través y en torno nuestro, estén presionándonos; reemplázalos con pureza, perfección y armonía. Ayúdanos a liberar toda vida en esta ciudad, país, continente y en toda la tierra; llenen a la humanidad con fe en la Bondad de Dios y ayúdenla a hacer contacto consiente con su proyecto divino. Doy gracias. PARA CUANDO HANDAS ESCASO DE DINERO “YO SOY” la Resurrección y la Vida de mi provisión ilimitada de dinero, de toda la perfección de mi mundo y de mi proyecto Divino, cumplido ahora. PARA RECORDAR SIEMPRE Amada Presencia de Dios en mi, Amado Arcángel Chamuel, enciendan la Llama Rosa de la Adoración a Dios a través de Mi, mi dinero y provisión; duplíquenlos, Triplíquenlos y conviértanlos en mi libertad Financiera ahora. Gracias. POR LAS NOCHES AL ACOSTARSE Padre: Yo perdono a todo el que necesite mi perdón y a mi mismo; y aunque sé que en el plano espiritual no existe nada qué perdonar, yo perdono porque así transformo la idea del que cree hacerme el mal. Invito a mis guías invisibles a utilizar mi sueño para yo hacer el bien en donde sea oportuno. Gracias te doy, Padre adorado. LA CONSAGRACIÓN DE LA CASA La bendición que se da aquí para consagrar o purificar la casa o el cuarto, ha sido útil por un sin número de años, y por medio de ella muchos han recibido bien en abundancia. Sosegadamente, colócate en la habitación principal, y en voz alta pronuncia estas palabras: En esta casa hay sólo una presencia, la Presencia de Dios, lo bueno. Aquí no puede entrar ningún mal. Dios, lo bueno habita aquí. Cualquiera que entre sentirá la Presencia Divina de lo bueno. Aquí hay sólo una Presencia, la Presencia de la Vida. No se ve la muerte ni se teme de ella. Sólo hay vida. Todo temor se desecha. Cualquiera que entre aquí sentirá la Presencia de la Vida pura y bendita de Dios. Aquí hay sólo una Presencia, la Presencia de la Verdad. Nada falso puede entrar. En esta casa no se encuentra el engaño ni la envidia, ni los celos, ni el egoísmo. Se desecha todo pensamiento falso. Cualquiera que entre aquí sentirá la Presencia de la Verdad. Aquí hay sólo una Presencia, la Presencia de la Salud. Ninguna enfermedad puede entrar, ninguna impureza, ningún temor. Toda enfermedad y flaqueza será echada afuera. Cualquiera que entre aquí sentirá la presencia de la Salud. Aquí hay sólo una Presencia, la Presencia de la Pureza. Ningún pensamiento impuro puede entrar. Yo habito en la Pura y Bendita Presencia de Dios. Cualquiera que entre aquí sentirá esta Presencia Bendita y Pura de Dios. En esta casa se aposenta la Paz y la Armonía. Aquí yo vivo en la Presencia de la Paz. Ningún pensamiento de inquietud o discordia puede entrar, ninguna irritabilidad, ningún temor. La Presencia de Dios es Paz. Cualquiera que entre aquí sentirá la Presencia de la Paz. En esta casa se aposenta la Prosperidad. Ningún bien me faltará. No hay falta de satisfacción. Cualquiera que entre aquí se sentirá complacido, contento y próspero. En esta casa se aposenta la belleza. Aquí hay sólo una Presencia, la presencia de lo bello. En Dios existe toda la belleza espiritual. Esta casa está glorificada por Su bendita presencia. Cualquiera que entre aquí sentirá lo bello de toda cosa santa y perfecta. Aquí hay solo una Presencia la presencia de la Sabiduría. La necesidad, la ignorancia, la duda y la superstición son desechadas. Dios que es todo sabiduría habita aquí. YO vivo y me muevo en la presencia de la sabiduría. Aquí hay sólo una Presencia, la Presencia del Gozo. Se manifiesta por todas partes. Ninguna pena puede entrar. La pesadumbre se desecha. Aquí habita el gozo del Señor, por tanto yo abundo en alegría. Cualquiera que entre aquí sentirá la presencia del gozo. Aquí sólo el amor se aposenta, llenando todo el espacio de esta casa. Dios es amor y el amor habita aquí. Todo sentimiento de cólera, de aborrecimiento y de venganza es desechado. En el amor yo vivo, me muevo, y tengo mi ser. Cualquiera que entre aquí sentirá la presencia de Su santo amor. Te doy las gracias, ¡oh Padre Celestial!, porque tu presencia ocupa esta casa; porque vivo y me muevo en Ti, Santísimo Cristo; porque vivo en Tu vida, en Tu verdad, en Tu integridad, en Tu paz, en Tu sabiduría, en Tu gozo, en Tu prosperidad, y en Tu amor. Estoy agradecido porque todos los que entran aquí sienten Tu Presencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: