Kuthumi

Publicado 25 mayo, 2011 por SAINTGERMAIN2010

 
JUICIO HUMANO (Kuthumi)
 
por el amado Maestro Ascendido Kutumi
 
(tomado de “La Edad Dorada”)
 
Chela- Amado Maestro: ¿Por qué es que tantos hombres y mujeres sinceros espiritualmente inclinados, sufren escasez financiera y dolor físico? ¿No deberían estos hombres y mujeres estar entre los ejemplos manifiestos de opulencia y salud?
 
Gurú- Amado chela: Verdaderamente tales individuos deberían ser el ejemplo manifiesto de todo lo que es bello, bueno y perfecto, no sólo para su propia felicidad, seguridad y bienestar, sino porque tales personas Nos representan en el mundo de la forma. Aquellos que descansan presumida y complacientemente en sus propias obstinadas búsquedas de placer, utilizan justamente tal argumento para desacreditar a los seres sinceros sobre el Sendero. Las palabras «El Cristo, Rey de Israel, descienda ahora de la cruz» [Marcos 15:32] han sido repetidas, de una forma u otra a lo largo de centurias, por muchos hijos e hijas del hombre espiritualmente ciegos. Un día, en el futuro distante… ¡tal desafío se repetirá a través de sus propias conciencias también!
 
……….Para contestar completamente POR QUÉ existen tales aparentes contradicciones entre la fe y las obras afirmadas, se necesitaría un volumen de palabras escritas. Sin embargo, para el confort de los amados que se retuercen auto-conscientemente sobre sus respectivas cruces y sienten auto-condenación por tales afirmaciones de limitación, enumeraré unas pocas razones como sigue:
 
PRIMERO- Cada hombre que pone sus pies sobre el Sendero Espiritual debe comenzar exactamente donde está, y no donde a él le gustaría estar. La profesión de fe, los ofrecimientos de servicio y aceptación de servicio no cambian la herencia del karma personal más de lo que la solicitud por una posición en el mundo de la forma y aceptación por el empleador, cambia las calificaciones del aplicante.
 
……….El Maestro, como un empleador, acepta al candidato para servicio basado en la confirmación razonable de que un cierto momentum calificado de talento está disponible para uso en una posición dada. El Maestro, como el empleador, debe confiar en que el propio candidato vivirá de acuerdo con su mayor luz; y luego, mediante el estudio voluntario y aplicación, se elevará a una mayor eficacia en el empeño a la mano.
 
……….El candidato al conocimiento espiritual -por la misma razón de su interés actual en el estudio espiritual- es usualmente uno que ha dedicado buena parte de sus energías a lo largo de centurias, a desarrollar poderes espirituales —a menudo descuidando su bienestar físico, así como también su seguridad financiera. La Ley, siendo enteramente impersonal, sólo descarga a través de las conciencias, lo que es sostenido en la mente, pensamientos y sentimientos. Si un hombre no ha contemplado la belleza, la opulencia y los diferentes regalos de la abundancia de este mundo, no hay entonces molde, forma ni canal a través del cual la Vida Primigenia pueda fluir para exteriorizar estos regalos en su experiencia. Por tanto, dicha persona deberá aprender a balancear sus devociones abstractas con la maestría práctica del proceso creativo de moldear en pensamiento, bellos diseños y energizarlos con sentimiento, trayéndolos a la forma como medio y manera de incrementar la habilidad individual para servir a la Causa del Maestro. Aún en Nuestra Octava, Nosotros debemos diseñar y formar lo que deseamos antes de que se precipite a Nuestras manos y uso.
 
SEGUNDO – El estudiante en el Sendero entra inmediatamente bajo una acelerada acción de la Ley de Causa y Efecto. La energía que retorna a cada quien (la cual ha emitido en encarnaciones previas como causas de naturaleza imperfecta) tiene que regresar a esa persona para ser purificada, transmutada y devuelta a Dios en la misma expresión perfecta con la que fue recibida de Él. Por consiguiente, tales estudiantes tienen mucho más que “manejar” —a medida que sus energías regresan— que la humanidad en general, cuyas energías retornantes son mantenidas en suspensión, por misericordia misericordia, hasta que aprendan la Ley de Transmutación (v.g. la Llama Violeta Transmutadora de Misericordia y Compasión). De otra manera, serían abrumados por la retribución kármica, y no podría hacerse ningún avance espiritual en la vida de la Tierra. La Ley Cósmica estipula que «ningún alma recibe de vuelta a su experiencia en una vida, más karma destructivo de lo que su conciencia desarrollada puede transmutar y dominar.» Que todos los que lean se animen con esto, ya que el Tribunal Kármico no permite que ningún estudiante reciba en su experiencia, apariencia alguna que no pueda transmutar por medio de su propia Luz en el mismo momento en que la recibe. Por tanto, en las experiencias de vida, regocíjense de que la Ley haya sentido que se han desarrollado lo suficiente como para recibir calmadamente y transmutar perfectamente cualquier sombra que aparezca temporalmente sobre la pantalla de su vida.
 
TERCERO- Cada estudiante es parte del karma masivo de la raza, la nación, el Planeta, la evolución a la cual pertenece. Los estudiantes conscientes se ofrecen para aceptar el servicio adicional de disolver mucho del karma de la masa junto con el suyo, del mismo modo que Jesús asumió y transmutó mucho del karma del mundo a través de Su experiencia en el Calvario.
 
CUARTO– Más aún, algunas veces en un Momento Cósmico, los individuos fuertes se ofrecen a pararse como Guardianes Espirituales alrededor de ciertas corrientes de vida dedicadas, tamizando las energías dirigidas —visibles e invisibles— que buscarían destruir el centro-corazón de tales movimientos. De este modo, el amado José y la bendita María asumieron mucho karma al actuar como guardianes alrededor de las energías sensibles de la conciencia pura de Jesús. Que ningún hombre mire a otro en juicio, ya que tal ser bien puede estar trabajando el karma que, de otra manera, podría ser un peso abrumador sobre otra alma.
 
QUINTO-La aparente felicidad, seguridad y bienestar de los individuos en el mundo, están construidos sobre los buenos empeños del pasado, eso es cierto; pero no hay seguridad de permanencia hasta que la conciencia pueda crear y sostener tales condiciones a voluntad. Aquellos nacidos en gran afluencia o perfección física han ganado ese lujo y perfección, pero mientras sea un gozo inconsciente nacido del conocimiento no-consciente de la Ley de Precipitación, Sanación y Paz, es tan transitorio como la luz del sol que juega sobre el hombre agradecido pero que ante una nube pasajera se va. El hombre es incapaz de recrear el sol, siendo meramente un receptor inconsciente de un beneficio placentero pero fugaz.
 
……….Los individuos que han puesto sus pies sobre el Sendero Espiritual no encontrarán seguridad, felicidad ni paz permanente al ser recipientes inconscientes de los “regalos de la Dama de la Fortuna”. Tendrán que hacerse conscientes de los poderes de creación en el cuerpo mental, los poderes de animación en el cuerpo emocional y los poderes de exteriorización a través del acoplamiento de la práctica y dedicada canalización de las energías físicas a través de la carne. Entonces nada externo —persona, lugar, condición ni circunstancia— afectará su tranquilidad, seguridad y paz. Es tal entrenamiento el que a menudo retiene una “cesación” temporal porque la conciencia externa es fácilmente mitigada cuando ha recibido su deseo; y a menos que la Ley en sí sea dominada, ningún esfuerzo adicional estaría próximo de parte del individuo hasta que el regalo dado de esa manera, se agote. Entonces la conciencia comienza violentamente, otra vez, el espasmódico esfuerzo para recrear una condición de calma sobre la cual dormitar.
 
SEXTO – El alma de los individuos promedios pasan unos buenos años (de cientos a miles), en las Octavas de Luz entre encarnaciones, lo cual le permite al individuo acopiar mucha de la energía reservada en los cuerpos emocional y mental para agotar la mayor acumulación de discordia en el cuerpo etérico, y para regresar a la vida de la Tierra “refrescado en espíritu”. Aquéllos que están ocupados en el “empuje” espiritual de la hora, han sacrificado esta estancia en los Ámbitos Celestiales y su consecuente alivio de las vicisitudes de la experiencia terrena, algunos de ellos reencarnando en menos de un año después de haber depuesto la vestidura terrena previa, unos pocos hasta abandonan un cuerpo y antes de su disolución aceptan otro. En este sacrificio frecuentemente es evidente una apariencia de falta de energías físicas así como tensiones nerviosas. Todos estos factores son el resultado del sacrificio consciente de parte del individuo que es visto con desdén y duda por los mismos beneficiarios de su desprendimiento. No se preocupen, ya que Nosotros igualmente fuimos tratados así antes que ustedes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: