YO SOY

Publicado 20 diciembre, 2011 por SAINTGERMAIN2010

Dada su inmanente naturaleza el Ser simplemente Es…

El soñar en convertirse en algo diferente o el pretender llegar volverse otra cosa que lo que Es, significaría de algún modo intentar dejar de SER, y eso nunca puede ser posible. Es por lo expuesto que toda búsqueda de diferenciación, todo anhelo de la personalidad de exclusivismo, de especialidad, de búsqueda para un fin, tiene que cesar para que el YO SOY, sin límites ni medidas, infinito, eterno, completo y siempre presente, logre con plenitud ser percibido y exteriorizado

Lo esencial, primero y verdadero que cualquier persona puede decir como individuo auto-consciente, aún antes de proferir cualquier otra cosa es reconocerse como “YO SOY”. El expresar yo soy esto, no es en todos los casos certero, puede que así no sea, y en todo caso si pareciera ser, sería tan sólo temporal. Pero el expresar YO SOY es sin error alguno lo único objetivo y duradero. Por eso la única afirmación verdadera es YO SOY; todo lo demás es mera inferencia..

El Ser, es ese estado de Existencia pura que al entrar en movimiento, movimiento que en fondo no es tal, advierte a través del propio auto-reconocimiento- YO SOY, que Toda la Vida es una proyección de Sí Mismo. El Ser confirmándose como “lo Único” por medio de la conjugación del verbo divino o fíat creador entona el OM, y de la quietud indescriptible del silencio el YO SOY despierta de la Existencia sempiterna, toma Conciencia, se descubre, se exterioriza y entra en acción en la matriz del espacio-tiempo a través de un Nuevo Día de Manifestación.

Evidentemente el “YO SOY” es el Ser haciendo experiencia de que Es, y presenciando que no hay nada fuera de Él.

El Ser, la Vida Una, vibra y entra en dinámica actividad como resultando de su emanación auto-consciente y auto determinante.

El Ser Es, y al decir “YO SOY” genera, conforma y sostiene Todo, y sin embargo permanece inmutable, inalterable, esquivamente perenne.

YO SOY es lo Uno, la Presencia, la Seidad, la Divinidad y la Existencia indeterminado.

Parado en la Presencia YO SOY se contemplar la maravilla del universo emergiendo y sumergiéndose en el propio corazón.

En el YO SOY no hay deseo pues es integro siempre y pleno por Sí mismo.

El YO SOY es el Presenciador eterno de lo transitorio cuyo centro es un punto de ilimitado vacío y de presenciación pura.

Fundamentado en la intención de no separarse, dividirse, ni circunscribirse a una sola porción de su ilimitada y trascendente Realidad, el SER que Es, al momento de auto-identificarse inevitablemente lo hace a través del YO SOY.

YO SOY Aquello, Aquello YO SOY, es la vida tomando Conciencia de su ilimitada Realidad.

Aquello que Es, y de Eso nada pude decirse, porque exponer cualquier cosa al respecto sería tratar de acotar o circunscribir lo que de ninguna manera puede estarlo. Aquello que Es y que con un solo fragmento de Sí, interpenetra y sostiene el Universo entero y cuando se exterioriza lo hace a través del “YO SOY”.

El YO SOY es el Santo nombre de Dios, de la Unitaria Vida y la diversidad encontrando síntesis en la Unidad.

En el Ser tomos somos, a pesar de que en tiempo y espacio pueda el hombre identificarse con lo muchos, lo temporal y mutable, y reconociendo también que en la virtual diferencia y diversidad brilla la belleza y la creatividad, en la Verdad más alta no hay más que un sólo YO SOY.

El “YO SOY” se expresa simultáneamente tanto en el Espíritu Cósmico o también llamado Yo Universal, como en el espíritu encarnante o la Mónada. La Magna Presencia “YO SOY” es la Deidad tanto en su aspecto inmanente como trascendente. Es la eternidad y el cambio, el pasado, el presente y el futuro, y todo el infinito espacio.

Del YO SOY emanaron los planos y galaxias, las Leyes y todo lo que existió, existe y existirá.

“YO SOY” es Pura Existencia, Conciencia y Bienaventuranza; es Espíritu, Alma y forma, es el Tres en Uno, el Uno en Tres, y a su vez el Cuarto que los Trasciende.

“YO SOY” es sonido, luz, electricidad, magnetismo, coerción, calor y movimiento expresándose en todos la manifestación de la Vida. Es el Creador, Sostenedor y el Destructor del Cosmos, el Soberano, el primero, el ultimo y el que ocupa asimismo todos los pasos intermedios.

Bueno es recordar que el YO SOY es INTERMINABLE Vida.

YO SOY es el continente en el que ocurren todas las cosas y el contenido también. El “YO SOY” lo es Todo, nada existe fuera del “YO SOY”.

YO SOY” es la plena actividad del Universo, su origen y fin, y el motor supremo. Es el punto de convergencia de todas las religiones, ciencias y filosofías. En el YO SOY se sintetiza todo el conocimiento, todo acto, toda energía.

Es el Hálito de Dios que enciende el fuego de la vida, la causa de todas las causas y la Causa sin causa.

YO SOY es el vencedor de cualquier aparente obstáculo, el conquistador Superior y el Maestro del mundo.

En el YO SOY no subsisten ambiciones, ansiedades, posesiones, apegos ni tristeza; tampoco competencias, envidias, tensión ni resistencia, no hay carencia, miedo, enfermedad ni debilidad, no hay elección, puntos de vista ni preferencias y todo incluye en Si Mismo. Incluso las apariencias recién mencionadas y tantas otras sean éstas catalogadas de malas o buenas, pueden percibirse en su efímera manifestación únicamente porque el Ser a lo que todo sustenta permanece.

El YO SOY lo supera todo, lo abarca todo, lo alimenta todo, y aunque el dinamismo, la inercia, y equilibrio, las tres cualidades de la Naturalizan, con sus múltiples vínculos y mutaciones parten del YO SOY, y son en tiempo y espacio su misma expresión, el Ser lo supera Todo y es perpetuamente imperturbable, insondable, duradero.

Del YO SOY surgen todos los estados, pero Él no es ninguno de ellos.Del YO SOY emergen todas las cualidades, pero Él no puede ser descripto ni representado.

En el Ser se estabilizan y fusionan la voluntad como determinación o impulso inicial, el amor que motiva a la acción inteligente e incluyente, y la sabiduría como la luz profunda de la Conciencia sostenedora del natural proceso evolutivo que permanece neutral e inmutable…

La Presencia “YO SOY”, de cada ser humano es una chispa del fuego vivo que es la Divinidad. Es el concepto inmaculado que el Padre –Madre de este sistema de mundos creo para cada uno de sus hijo, y que es uno con el Creador y el mismo.

YO SOY es la única Presencia. YO SOY es el único Poder.

YO SOY es el camino, la verdad y la vida. YO SOY es la resurrección y la vida. YO SOY es la Luz del mundo. YO SOY es la luz que ilumina a cada hombre que viene al mundo. YO SOY es el punto luminoso por donde Dios se asoma al mundo. YO SOY es la puerta abierta que nadie puede cerrar. YO SOY es Dios en acción. Recordemos a cada momento que Todo es el YO SOY y nada está fuera del Él.

En realidad creer que nosotros hacemos algo es un error y la causa que enrienda al hombre en el engaño y lo ata a la rueda interminable del Karma. El Ser, no se encuentra afectado por la ley de causa y efecto, no se ve alterado por la impermanencia ni lo ritmos, no encarna, no nace y por lo tanto no puede morir. Todo surge de Él, se desenvuelve por Él y vuelve a Él. No hay nada que sea diferente al YO SOY, y Ese YO SOY eres Tú mismo.

No existe ninguna dualidad y, por consiguiente, ningún sufrimiento. No hay ningún problema.

YO SOY es la esfera de amor, en la que todo es perfecto y por lo tanto lo que acontece, acontece espontáneamente, sin intenciones. Bueno es darse cuenta de esto, y quedar libre así de las limitaciones de la mente.

Procurar tener presente que ciertamente sólo el YO SOY actúa porque sólo el YO SOY existe es un ejercicio, que tiempo y espacio colabora, para empezar a superar el irreal sentido de segmentación y la falsa apreciación secuencial.

El reconocimiento primero de que en el corazón habita, conjuntamente con el aquietamiento de todos los vehículos, luego la aplicación por medio de la invocación al “YO SOY” en cada situación y el recodar a la Presencia en cada momento, en toda cosa, persona y circunstancia, le permitirá al hombre ir entrando en la Conciencia de lo Real que subyace más allá de cualquier limitación, mutabilidad, dualidad y problema.

En el YO SOY no hay preferencias, bueno o malo, lindo o feo, placer o dolor, luz o sombra, principio o fin, en el YO SOY no hay elección, alternativa ni divisiones, y por lo tanto tampoco conflicto.

Es interesante advertir que al decir “YO SOY” se ponen en acción la plenitud del poder del Universo y que ésta siempre es perfecta y auto-sostenida. Cuando se enuncia al verbo creador, es útil hacerlo tomando en cuenta que como seres humanos somos un centro auto-consciente del Gran “YO SOY” Cósmico en ese sitio en donde se cada uno se encuentra pero que no está delimitado a ninguna parte

Es importante no confundirse, y de ninguna manera pensar que lo que se está afirmando cuando se utiliza el YO SOY es la efímera personalidad. El yo personal, en tiempo y espacio y por la ignorante identificación con los pensamientos, sensaciones y el cuerpo adquiere la falsa creencia de que existe de forma independiente. El pequeño ego o no yo tiene el habito de olvidarse lo real y la incapacidad da cuenta que todo “lo que es” puede serlo porque el Ser, el único YO SOY, sin principio ni fin, omnipresente, omnisapiente y omnipotente, subsiste, por decirlo de alguna forma, por detrás. Aunque en realidad no sólo está esta por detrás, sino por dentro, por fuera, arriba, abajo, en la cosa misma y más allá de toda concepción posible también.

El Ser, la Presencia, el YO SOY, es la única Luz capaz de deshacer la oscura ineptitud que atrapa en el engaño y la ilusión; aunque en verdad, no hay ilusión, ni ignorancia, pues nada ciertamente existe, únicamente el YO SOY.

Debe comprenderse que en realidad el “YO SOY”, aun sin nombrarlo, se está manifestando en toda circunstancia, porque cada pensamiento, palabra o acción que se efectué, se la puede realizar únicamente porque el “YO SOY” permanece en eso.

La Seidad es como el cielo que está más allá de las nubes y no se ve alterado por las ellas, sean blancas semejantes a pensamientos de buena voluntad, oscuras como la barbarie o de lluvia como las cuestiones emociones, nada lo modifica. El cielo al igual que el YO SOY no se perturba tampoco por el día o la noche, por el amanecer o el atardecer, los ciclos no lo alteran, eso le ocurre a los que se encuentran en la tierra (parafraseando al Cristo se identifica con el mundo), pero el cielo sin embrago no cambia, permanece estable, neutral e incluyente.

En el YO SOY se sustenta el infinito potencial que hay en el Cosmos, el inimaginable y todo posible campo de experiencia que puede surgir a partir de la inagotable fuerza creadora del Ser.

Es importante que cada quien sepa lo que “YO SOY” significa, lo que “YO SOY” es, y lo que “YO SOY” puede hacer, ya que al decir “YO SOY” con Plena Conciencia, como dice el Maestro Saint Germain, se está moviendo a la acción la inagotable fuente de la Eterna Vida.

Lo que se decreta en el nombre de la Divina presencia “YO SOY” es una orden que será inevitablemente cumplida siempre que prevalezca determinación, claridad mental, armonía emocional y una actitud positiva, imparcial y no sectaria. El poder del pensamiento y del sentimiento debe respaldar a la ampliación verbal para que la orden sea contundente, tangible y efectiva. Al decir “YO SOY” con plena Conciencia, se está moviendo a la acción la inagotable fuente de todo bien, que es Dios mismo.

Es imprescindible cada día meditar silenciosamente en el “YO SOY”, recta es esta noble practica.

Al reflexionar incansablemente sobre el YO SOY, la única y suprema Verdad, la esencia perenne de todo lo que Es, se corren los velos de maya, la mutable apariencia de lo que no es.

YO SOY, es la única certeza.

El Ser,

es la Realidad, y Es antes que el mundo, antes que el cuerpo y que la mente. YO SOY es la esfera en la que ellos aparecen y desaparecen. YO SOY es la fuente de todos ellos, el poder universal por el que el mundo con su pasmosa diversidad deviene manifiesto.

Más allá del YO SOY, esta lo innominado, lo intemporal, donde el Ser y el No Ser surgen y desaparecen en el infinito interminable de los Ciclos.

Aquello- Absoluto y Vacuidad- de Eso nada puede decirse…

Que nosotros existimos no es verdad, que Aquello existe como nosotros es verdad, que solo Aquello existe es una mayor Verdad.

Reflexionemos sobre ello…

Anuncios

Un comentario el “YO SOY

  • Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

    w

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: