Publicado 1 enero, 2012 por SAINTGERMAIN2010

Recapitulemos todo lo que hemos compartido con vosotros referente al progreso de vuestros pensamientos y sus ondas resonantes, a medida que cabalgan sobre los mares abiertos de la conciencia cósmica.

En pleno cuerpo de luz, cuando no existís como forma física, diseñáis posibles realidades -una especie de campo holográfico- que decidís que queréis experimentar por las lecciones o los dones que pueden ofrecer para la expansión de vuestra alma. Esos lugares’, ‘períodos’ o ‘mundos’ ilusorios son, en términos multidimensionales, meras proyecciones del alma -el alma cósmica- y, pese a todo, podéis resonar con ellos, cristalizar en ellos, y en un sentido muy ilusorio, convertiros en ellos.

Os exigimos un esfuerzo, pues os halláis en una de esas realidades holográficas en este momento y percibiéndola desde más allá de sus confines resulta tan difícil para vosotros como lo es el concepto de altura para el gusano platelminto… pero así es.

Como miembros de la comunidad terrestre, habéis materializado esta abstracción, de un modo muy limitado, como la televisión -así pues, usemos esta analogía para expresar el concepto más claramente.

Cuando veis la televisión o participáis en juegos de vídeo, en los que las ilusiones de la vida real y personas y sucesos Virtuales’ son representados diariamente en las pantallas de vuestros hogares, sois arrastrados por los dramas que se representan -al menos aquellos con los que halláis una forma de resonancia que puede describirse como una simbiosis ‘basada en la emoción’. En algún nivel, experimentáis el dolor y el sacrificio de la heroína, la grandeza del héroe, la venganza de la víctima y toda la enorme variedad de emociones que se activan en tales escenarios (destinados a vuestro ‘entretenimiento’) como experiencias emocionales y deseos propios.

Cuando contempláis noticias por la televisión o las escucháis en la radio y reaccionáis a cómo se os transmiten, fácilmente se despiertan en vosotros sentimientos de desesperanza y desesperación ante la situación mundial -centrando vuestras energías en el chakra de la base de la columna y reflejando ese desequilibrio emocional a otros con quienes entráis en contacto en el círculo familiar y en vuestros contactos más estrechos. Eso, a su vez, afecta a la comunidad en la que participáis, produciendo un descenso en la conciencia de vuestro entorno.

Si vuestro estado de ánimo es de humor y risas, cambiáis rápidamente de programa en cuanto os encontráis con violencia e inhumanidad, y sólo cuando halláis ese programa que sintoniza con vuestro estado mental, os relajáis y disfrutáis de lo que se representa ante vosotros. Os sentís en resonancia con ese holograma y permitís que impacte y cambie vuestros cuerpos emocionales, mentales y físicos -pues la risa activa endorfinas en vuestro cuerpo, en vuestros centros del placer, y de este modo, por el hecho de experimentar la representación holográfica de una ilusión ‘divertida1, hace que se produzca una resonancia en vuestros componentes celulares, en cada nervio, en cada elemento de vuestro ser.

La energía asciende por los canales ka, los senderos de vuestros complejos cuerpos mentales, físicos y espirituales, y os centráis en los chakras del corazón y de la garganta, enviando por las ondas sutiles una sensación de paz y alegría hacia el mundo -y también esto se refleja en los éteres.

Si esto no es una habilidad cuasi divina que permite co-crear la realidad, ¿qué es entonces?

No estamos diciendo que vuestra experiencia en tanto que seres de 3D en el universo físico sea irreal -ni que sea menos importante que otra. No es esa nuestra intención, pero qué complejo es observar un nivel de la realidad desde una perspectiva superior cuando todavía os halláis limitados por sus reducidos parámetros. Sabemos que esto es así, pues hemos experimentado esos estadios de la evolución y también nosotros nos esforzamos en aquel tiempo por captar lo que ahora podemos utilizar sin esfuerzo como herramientas para aumentar nuestra comprensión del Cosmos del Alma.

Relacionando esta información con la cuestión de vidas pasadas y realidades paralelas, ¿es posible que aquello que creéis que ha sido una experiencia de un ‘antes’, sea simplemente que habéis logrado alcanzar una resonancia con un pensamiento cuya manifestación en el mundo holográfico de 3D ha activado un centro particular de vuestra propia conciencia divina para que lo hagáis vuestro?

El canal pide que se reduzca la complejidad de esta información Un olor puede transportaros a una realidad simultánea porque en los patrones de conciencia de ese olor hay frecuencias vibratorias sobre las que vuestras mentes cabalgan, como surfistas sobre las olas, por esa experiencia alternativa instantáneamente.

Una onda sonora puede igualmente tocar un acorde resonante en vuestro tipo de patrón celular que alinea cada célula de vuestro ser con las frecuencias que tienen lugar en ese momento, vibraciones que están en sintonía o en resonancia con universos paralelos en los que vosotros, ciertamente, existís también -y de ese modo cada vez que oigáis ese sonido os transportará a esa realidad. Sirve de vehículo en el cual podéis viajar a esa experiencia y os resonará siempre.

Una vida determinada, reflejándoos todos los patrones cosmométricos atados a través de ella, es, como tal, resonante con vosotros eternamente, y es así como vuestro viaje puede ir hacia atrás y hacia delante en el ‘tiempo’, en el espacio, a través de las galaxias. No sólo viajáis para observar esas realidades, sino que existís en ellas y por tanto utilizáis esas experiencias para producir nuevos resultados continuamente.

Vosotros podéis -y de hecho lo hacéis- producir resultados en esta vida (allí donde centráis vuestra conciencia en este punto del continuum espacio-temporal) sintonizándoos con Vidas’ o ‘lugares’ alternativos, experimentando la situación original desde esa frecuencia vibratoria, y aplicando las habilidades que habéis adquirido y el conocimiento de esos niveles armónicos a la experiencia presente.

Si habéis caminado alguna vez por las arenas del Sahara -todavía existís allí, igual que la ‘época’ de Egipto existe en otros planos. Y si todavía existís en ese marco de referencia de conciencia egipcia, entonces, claramente, estáis funcionando desde ese punto en el no-tiempo, no menos de lo que lo estáis haciendo ahora, desde lo que percibís como esta vida, esta realidad.

Y no podéis más que deducir que, por tanto, si ‘habéis existido’ en ese Egipto holográfico de vuestra experiencia, entonces sin duda estabais diseñando este marco de referencia ‘actual’ -una especie de conciencia de la vida ‘futura’, para influir en las construcciones conscientes y las manifestaciones que creasteis allí… a través de la sabiduría y las habilidades que vuestra alma en constante evolución transporta a través de todas las experiencias.

Podéis llamarlas vidas ‘pasadas’ y ‘futuras’ si os resulta más cómodo. Se halla mucho más cerca de la perspectiva multidimensional si podéis experimentar la realidad en esos términos, más que en la visión constreñida de un mundo sin espíritu por el que camináis una vez y sólo una – exclusivamente para morir, sin volver a existir nunca más.

El modo en que mantenéis la conciencia en realidades paralelas es algo extraordinario, pues hay un gran número de posibilidades que las almas crean en el Universo ilimitado. Recordad, sois chispas de la luz divina, lo cual significa que todas las herramientas de la mente universal y su sabiduría están al alcance de cada célula individual -cada una de ellas, una unidad de conciencia- para ayudaros en la representación del prodigio de Ser.

El alma puede dividirse o fragmentarse, en cuyo caso, en tanto que esencia anímica os aferráis a una experiencia, como si una parte de vosotros quedase congelada en las ralentizadas frecuencias de una situación o intercambio traumático y, en cierto sentido, permanece ‘atascada’ en un recuerdo, otro ser o un entorno.

El fragmento de la conciencia del alma que se separa (del mismo modo que vosotros, como una chispa de luz, os habéis separado de la Fuente) es libre de conectar con cualquier nivel de conciencia o de ser consciente con el que halle resonancia. Puede desprenderse, entrar en la luz, experimentar la ‘muerte’ desde una perspectiva limitada y volver en una encarnación completamente diferente, creando un estado de ser más bien complejo, que os pedimos que consideréis como ‘vidas paralelas’ dentro de vuestra vida. 

Existe la posibilidad de que encontréis esa parte de vosotros en otro, con quien os sentís tan cerca que cada nota que suena entre vosotros la reconocéis como la música de vuestra propia canción.

A menudo sucede que un fragmento se va y vosotros os disociáis de ese aspecto de vuestra alma, olvidándolo, y sin embargo, permanece atado a vosotros -manteniéndoos apegados al trauma que causó su partida.

Esto puede ocurrir en el marco de referencia en el que estáis despiertos de manera consciente, como el que percibís en esta vida, o puede cruzar a otras dimensiones y universos paralelos. Cuando se toca la ‘cuerda’ apropiada, esa parte de vosotros que ha permanecido pegada a esa experiencia -un trozo de vuestra alma- vibra, pero la disonancia del trauma y las ondas que sigue emitiendo a través de los éteres a menudo perturba la música del alma… y esa parte de vosotros simplemente no puede encontrar ya el camino de regreso.

Pensad cómo otra alma con la que hayáis creado estas cuerdas puede haber decidido desviarse, eligiendo un viaje hacia la tierra de las tinieblas, comprender cómo creó el trauma y olvidarlo. Mientras tanto, vosotros permanecéis atados allí, funcionando a través de la experiencia del otro.

Imaginad si una parte de vuestro ser se une a alguien que abandona vuestro reino y reencarna en otro planeta o en cualquier otro lugar del mar cósmico, un lugar todavía incomprensible para vosotros en tanto que residente contemporáneo en la tierra.

Imaginad, también, que si otra esencia anímica decide que es por ‘apego’ a vosotros por lo que desea viajar a través del Cosmos, entonces podéis convertiros en anfitrión de una fusión anímica con otro ser humano, extraterrestre o entidad que viaja por los éteres.

A medida que él/ella se desplaza por lo desconocido, una parte de vosotros pasa allí también y eso puede ser fascinante, pero puede ser también difícil.

Las realidades creadas por esas cuerdas de conciencia atravesando el Cosmos son interminables, pues las extensiones anímicas de tantas ‘unidades’ conscientes no tienen más límites que su propia evolución de la oscuridad a la luz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: